Contigo Aprendí…

Contigo aprendí, que se puede amar sin ser correspondido. Porque al hacerlo uno es testigo de cómo las barreras que le separan del resto del mundo van desapareciendo. Al mismo tiempo que se abre un espacio para un mayor Entendimiento, Armonía y Felicidad. Porque cuando el AMOR está presente, no hay sitio para el miedo, no hay sitio para el odio.

Contigo aprendí, que la primera impresión NO es la que cuenta. Porque a veces las personas nos protegemos por un  grueso caparazón, quizás para ocultar nuestras propias sombras, que sólo cuando nos adentramos en el  descubrimiento de nuestro verdadero SER, logramos atravesar. Liberando así, nuestra grandeza.

Contigo aprendí, que la Felicidad es un misterio que se desvela cuando inicias el  camino hacia TI MISMO, un camino donde el SER se abre paso frente al TENER.

Contigo a aprendí, que alcanzar la serenidad del Alma es una prioridad, en un mundo de prisas, donde avanzamos sin pararnos a pensar hacia dónde vamos y donde llegamos a destinos que ni siquiera deseamos.

Contigo a aprendí, que nunca es demasiado tarde para nada, porque nuestros límites somos nosotros mismos, y en el momento que  hacemos frente al miedo con VALENTÍA y CONFIANZA, nos damos cuenta que lo imposible puede convertirse en POSIBLE.

Contigo aprendí, que rendirse no es una opción, porque vencer significa levantarse un vez más de las muchas veces que te caes. En cada caída, en cada problema,  nuevas posibilidades se abren ante nosotros, posibilidades que descubrimos cuando ponemos nuestro foco en la solución que no en el problema.

Contigo aprendí, que tras la ofensa se esconde el sufrimiento del que ofende, y que tan sólo desde la calma , la confianza y la compasión  se puede llegar  al entendimiento con el otro. Siendo conscientes, que cada uno de nosotros, estamos librando nuestras propias batallas.

Contigo aprendí, que la única forma de acallar ese ruido mental que nos hace vivir en  el pasado o el futuro, es estar en el PRESENTE.  Porque cuando el foco está en el esplendor del momento vivido, eres capaz de ofrecer lo mejor de  TI, permitiendo que las cosas fluyan de una forma natural y atrayendo tu propio bienestar y el de los demás.

Contigo aprendí, que hay algo peor que estar ciego, y es no tener VISIÓN. Esa visión de futuro que te ilusiona, te apasiona, te motiva. Esa visión que te recuerda dónde estás ahora, pero también donde están tus sueños. Sueños y metas que deseas desde tu YO más profundo y que te llevan a SER aquello que anhelas SER.

Contigo aprendí, el gran regalo que es VIVIR y la gran gran aventura que es aprender a VIVIR.

Veronika.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close